Tarta de arándanos y buttermilk

Esta maravilla de tarta es de uno de los magníficos libros de Peggy Porschen, “Love Layer Cakes” el cual recomiendo mucho, muchísimo.

Ya llevaba tiempo queriendo hacer esta tarta y que mejor momento para hacerla que ahora, que estamos en temporada de arándanos 😀

Como ya habeis visto en recetas anteriores, soy una gran fan de las frutos rojos. Así que no podía dejar pasar mas tiempo, tenía que hacer eta tarta YA.

No me enrollo mas que con esa pinta, esta tarta no necesita mas presentaciones 😉

INGREDIENTES: (Tarta de 15 cm)

Para el almibar

  • 150 ml de agua
  • 150 gr de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Para los bizcochos

  • 100 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 275 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 2 huevo (ligeramente batidos)
  • Pizca de sal
  • 250 gr de buttermilk
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita y media de vinagre blanco o de manzana
  • 200 gr de arándanos
  • 2 cucharadas de harina

Para el frosting de queso

  • 250 gr de queso cremoso (Tipo Philadelphia)
  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 625 gr de azúcar glass
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Mermelada de arándanos para el relleno

Para decorar (Opcional)

  • 1 cucharada de arándanos
  • Unas hojitas de menta

ELABORACIÓN:

Lo ideal es prepara los bizcochos el dia antes de montar la tarta, para ello necesitaremos hacer tambien el almíbar, así que vamos a ello.

En un cacito ponemos el azúcar y el agua, cuando rompa a hervir lo retiramos del calor y dejamos templar un poco.
Añadimos la esencia de vainilla y reservamos en la nevera.

Para los bizcochos forramos 3 moldes de 15 cm de diámetro, podéis hornearlo todo en un molde, pero el tiempo de horneado cambiara.
Precalentamos el horno a 170º.

En un bol grande batimos la mantequilla con el azúcar.
Añadimos, poco a poco y sin dejar de batir, los huevos ya ligeramente batidos (si parece cortarse añade media cucharada de harina, esto se debe a que puede haber una diferencia de temperatura entre mantequilla y los huevos)

En un bol aparte tamizamos la harina con la sal y la vamos añadiendo, poco a poco, a la masa intercalando con el buttermilk.
Batimos bien hasta tener una masa lisa y homogénea.

En un vaso ponemos el bicarbonato y el vinagre y lo añadimos rapidamente a la masa con una espátula.

Aparte, en un bol o plato, mezclamos los arándanos con las dos cucharadas de harina restantes y los agregamos a la masa. Esto es para que la harina cree una capa de aire alrededor de los arándanos y estos no se hundan tanto al fondo del bizcocho durante el horneado.
Repartimos la masa entre los tres molde y horneamos durante 20/25 minutos.

Una vez horneados los bizcochos los dejamos enfriar durante 10 minutos (sin desmoldar), pasado este tiempo pintamos la superficie de los mismos con el almíbar, no lo gastes todo, necesitaras un poco para el montaje.
Dejamos que sigan enfriándose y cuando estén completamente fríos los desmoldamos, envolvemos en film y los guardamos en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente preparamos, primeramente, el frosting de queso.

Batimos la mantequilla junto con un tercio del azúcar, cuando el azúcar haya desaparecido añadimos otro tercio y la esencia de vainilla, agregamos el ultimo tercio y batimos un rato hasta que quede bien cremoso….Recordad raspar los bordes del bol de vez en cuando 😉

Agregamos poco a poco el queso, cuando este bien mezclado, cubrimos el bol con film y lo dejamos reposar en la nevera un par de horas.

Ahora vamos con el montaje.
Retiramos la parte superior de cada bizcocho con una lira o un cuchillo de sierra para nivelarlos.
Colocamos la primera capa de bizcocho sobre nuestro plato, lo volvemos a untar con almíbar.

Hacemos una “barrera” con el frosting y rellenamos con la mermelada de arándanos.
Colocamos la siguiente capa de bizcocho, la pintamos con almíbar y la cubrimos con el frosting de queso.

Ponemos la ultima capa de bizcocho, la pintamos tambien con almíbar y cubrimos toda la tarta completamente con una fina capa de frosting.

Dejamos reposar una hora en la nevera y volvemos a cubrirla con frosting, pero esta vez, cubriéndola bien.

Decoramos con unos arándanos y hojitas de menta y…Listo!!

La verdad es que a mi me ha encantado la tarta, pero claro, yo soy super fan de los arándanos, así que que os voy a contar 😛

Besos!!

P.D. Estoy de mudanza asi que seguramente el mes que viene no traeré ninguna receta nueva, puede que pase un par de ellas del blog antiguo a este, pero no puedo prometer nada.

Anuncios

2 comentarios sobre “Tarta de arándanos y buttermilk

  1. Simplemente fantástica!!!! Y con éstas calores, más que apetecible. Espero que la mudanza te sea leve y tu nuevo hogar te siga inspirando recetas tan espectaculares como las que nos has ofrecido hasta ahora. Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s